EL SECRETO PARA SER FELIZ

El gran secreto para ser felíz, es que no existe secreto, sino una serie de pasos que tienes que seguir a través de tu vida. Muchas personas dicen que son felices por que hacen lo que les da la gana sin normas, sin tiempos, ni compromisos.

Que fácil es vivir así, pero preguntémonos y reflexionemos, si hacemos esto, ¿para qué vivimos?, para una vida larga sin esperanzas, ni beneficios, sin sentido, esperando que Dios toque el corazón de algún familiar, vecino o amigo para que te den el pan nuestro de cada día. Vivir así sólo conduce a una vida de pobreza y humillaciones.  Porque solo obtendrás palabras que acentúaran tu baja autoestima.


1.-  Lo primero que tienes que aceptar es que existe  Dios en todos los acontecimientos de tú vida, por lo que debes darle gracias por todo lo que tienes, por los días malos y buenos.

2.-  Lo segundo es quererte a tí mismo. Todos los días al levantarte debes decirte mirándote al espejo soy capaz, yo valgo, soy inteligente, soy cariñosa (o), no hay obstáculos que yo no pueda vencer. Esto se llama levantar tu autoestima.

3.-  Lo siguiente que debes hacer es poner en práctica todo lo que te dices que eres.  Es decir si piensas que eres tierno, expresa tú ternura, si piensas que eres inteligente, actúa como inteligente, si piensas que todo lo puedes lograr, entonces proponte metas en tu vida y lucha por cada una, hasta alcanzarlas.

4.-  No envidies a nadie por lo que tienen o por lo que son.  Ellos alcanzaron sus metas.  Logra tú las tuyas.

5.-  No guardes en tu corazón rencor hacia nadie.  Deja que Dios haga justicia. Tú sólo perdona y olvida.

6.-  No tomes las cosas que no te pertenecen. Sean estas materiales o espirituales porque si lo haces, en algún momento te quitaran algo de mas valor.

7.-  No maltrates a nadie, porque todos tenemos derecho a ser respetados, y;

8.-  Despiertate con una sonrisa,  observa a tu alrededor y descubre lo bello,  lo bueno que hay en las cosas y personas,  piensa en lo afortunado que eres, al tener todo lo que tienes, ayuda a tu projimo, sin pensar en recibir recompenza.  Mira a las personas y descubre en ellos sus cualidades y comparte con ellos el secreto para triunfar y ser felices.